Contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos, cartílagos y piel.