Con motivo del DIA MUNDIAL DE LA VISIÓN, que se celebra anualmente el segundo jueves de octubre, Top Doctors ofrece algunos consejos sobre cómo la alimentación puede ayudar a mantener la salud visual. No solo comer “zanahorias” es bueno para la vista, disponemos de muchos más alimentos a nuestro alrededor capaces de brindar beneficios a nuestra visión, así como ayudar a la prevención de enfermedades oculares:

⊕ Tanto la luteína como la zeaxantina son pigmentos carotenoides que se localizan en la mácula, parte central de la retina con máxima densidad de foto receptores que nos permite tener una visión con alta definición. Estas sustancias hacen la función de antioxidantes oculares, evitando la formación de radicales libres que pueden dañar los tejidos oculares. Ambos se encuentran en alimentos de hojas verdes como las espinacas, los berros, el brócoli, la acelga y la col.

⊕ Los ácidos grasos omega 3 son las denominadas grasas buenas o beneficiosas para controlar la inflamación de la mácula y prevenir su degeneración, así como para tratar la sequedad ocular que ocurre en mujeres con trastornos hormonales causados en la post menopausia. El omega 3 se encuentra en pescados como el salmón, la sardina, el atún y la trucha.

La vitamina C es el antioxidante por excelencia, por lo que su consumo en conjunto con el resto de antioxidantes como la luteína y la zeaxantina ayuda a disminuir el daño por oxidación en la mácula. Entre los alimentos que contienen vitamina C, se encuentran los cítricos, las fresas, la guayaba, el brócoli y los pimientos.

La vitamina E, otro importante antioxidante que previene el deterioro de la células del daño por radicales libres. Alimentos como las almendras, el germen de trigo y las semillas de girasol, son fuente de esta vitamina.

El Zinc, nutriente inorgánico esencial para la absorción, transporte y utilización de la vitamina A. Se ha asociado la ceguera nocturna o incapacidad de adaptación a la oscuridad con la falta